Esteu aquí: Inici La ciutat Notícies Notícies 2009 Salutació als Amics de Salvador Allende

Salutació als Amics de Salvador Allende

Salutació als Amics de Salvador Allende

L'alcalde commemora la figura del President de Xile Salvador Allende
12/09/2007

SALUTACIÓ

ALS  AMICS DE SALVADOR ALLENDE

11/09/07

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Tarragonins i tarragonines,

Amigas y amigos chilenos,

 

 

Para la gente de mi generación, de entre todos los dictadores del siglo XX, Pinochet, es el prototipo del tirano.

 

Fue justo al inicio de mi adolescencia, cuando el 11 de setiembre de 1973 (MARTES), Pinochet asaltaba el Palacio de la Moneda de Santiago de Chile para acabar con el gobierno legítimo del presidente Salvador Allende. Recuerdo perfectamente el fuerte impacto que me supuso la noticia y la avidez con la que seguí las escasas noticias que llegaban. España también estaba sometida, en aquel entonces, por un dictador.

 

Empezaría, para vuestro país, un período de barbarie y de feroz represión que se alargaría durante más de 15 años.

 

Chile, un país que hasta aquel momento había tenido una sólida trayectoria democrática, se veía sometido a la tiranía sin escrúpulos de un ejército salvaje que cometería los crímenes más execrables y que acabaría con la vida de cientos de miles de chilenos y chilenas, muchos de ellos aún desaparecidos.

 

Afortunadamente, hoy las cosas son distintas y la sociedad civil de Chile ha salido del largo túnel de la historia. Con el dictador Pinochet muerto, (el día 10 de diciembre cumplirá un año) todos contemplamos con esperanza el futuro de este espléndido país.

 

En Catalunya, posiblemente ustedes lo sepan, también tenemos nuestro propio Salvador Allende y se llama Lluís Companys.

 

Las democracias de Chile y Catalunya han resurgido, en gran medida, de las brasas que quedaron entre las cenizas de dos derrotas que comportaron la muerte de dos presidentes legítimos, Allende y Companys.

 

Sin sus convicciones profundas, sin la obra inacabada que dejaron, sin su ejemplo, el presente que estamos construyendo no sería el mismo.

 

Ambos sufrieron la derrota de los ideales para los cuales estaban luchando y pagaron con su vida. Pero la dignidad de los vencidos puso en evidencia la ignominia de los vencedores.

 

La dignidad estaba en ellos y también en la multitud de hombres y mujeres que, en ambos casos, empezaron a tejer el entramado de una sociedad  justa, de personas libres e iguales.

 

La indignidad, la ignominia, estaba en los otros, entre aquellos que implantaron la tiranía y el terror. 

 

El 11 de setiembre es, por lo tanto, una fecha en la que Chile y Catalunya compartimos valores como la democracia i la libertad y nos reafirmamos en su defensa a ultranza.

 

Es una fecha en la que catalanes y chilenos nos sentimos muy unidos.

 

Y es también una fecha para recordar y tener muy presente el ejemplo de sacrificio, ética, integridad y dignidad que tanto Allende como Companys nos han transmitido. Éste es su principal mensaje.

 

En un momento como el actual en el que por parte de la derecha existe una corriente revisionista de la historia con la que intentan falsear muchos de sus episodios, reivindicar sus figuras y sus trayectorias tiene más sentido que nunca.

 

La mañana del día 11 de setiembre de 1973, el último mensaje radiofónico que pudo emitir Radio Magallanes mientras el ejército chileno bombardeaba la sede del Palacio de la Moneda, contenía unas palabras que Salvador Allende dirigía a todos los chilenos y que ahora están escritas al pié de la estatua que homenajea al presidente Allende delante del Palacio:

 

Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor

 

Unas palabras que hoy, en pleno siglo XXI, continúan siendo vigentes y que con total seguridad suscribimos los aquí  presentes.

 

Como alcalde de Tarragona y como socialista he querido expresar con mis palabras el respeto y admiración que comparto con ustedes por Salvador Allende, una de estas escasas personalidades que aparecen en el devenir histórico y que enaltecen y ennoblecen la condición humana.

 

Muchas gracias.

 

 

 

 

 

 

 

Segells de reconeixement d’administració oberta